10 ago. 2009

Herencia de amor |Telefe · 2009|

"Herencia de amor" es una telenovela realizada en importantes escenarios naturales que le otorgan un marco visual impactante a la producción que emite Telefe desde el 27 de abril de 2009 a las 15 horas.

HISTORIA:
Pasión, ambición, honor y traición familiar se desencadenan tras la muerte del poderoso estanciero Don Augusto Ledesma (Humberto Serrano), dueño de la estancia más grande de Santa Victoria, y quien secretamente maneja el negocio del juego y las apuestas en la zona, desata una feroz pelea por su herencia. Lautaro Ledesma, el hijo de Augusto, regresará del exterior para intentar impedir que su padre, víctima de una enfermedad terminal, contraiga segundas nupcias con Morena, una mujer mucho más joven que él. Cegado por el odio y el resentimiento, Lautaro no está dispuesto a compartir la herencia con esa mujer, que en el pasado fuera su novia y le rompiera el corazón al abandonarlo por su propio padre. Esa mujer que se atreviera a darle una hermana, muchos años menor. Decidido a impedir la boda, volverá a Santa Victoria después de muchos años, acompañado de su actual y bella novia, Verónica Cabañas, una exitosa modelo. Y una vez allí, ya nada será igual. Porque conocerán a Pedro Sosa, un empleado querido por don Augusto, a quien criara como si fuera su hijo. Verónica y Pedro se verán envueltos en una relación que no tardará en convertirse en una historia de amor. También es el reinicio de la rivalidad entre Pedro y Lautaro, una rivalidad que no tardará en fortalecerse cuando el destino de la herencia los ubique en veredas opuestas.

Augusto tratará de forzarlos a relacionarse entre sí. Dejará sus bienes en manos de dos mujeres: Dora, su cocinera, y Tere, su amante, la que maneja el casino ilegal y el prostíbulo del pueblo, la que le diera un hijo que él no se animó a criar. Tere cree que ese hijo nació muerto.

Lautaro y Morena no van a aceptar los mandatos de Augusto ni a compartir la herencia. Intentarán sacar a Dora y a Pedro del medio para quedarse con la mayor parte, mientras tanto, Pedro irá descubriendo los manejos sucios, los secretos, los crímenes y la corrupción que reinan en el pueblo. El amor que siente por Verónica lo ayudará a luchar contra los prejuicios y los rencores, un amor de esos que merecen que su historia se empiece a contar.

La historia de "Herencia de amor" desnudará un juego de intrigas y alianzas entre los personajes que se tejerán a partir del amor y del odio que unirá o destruirá sus destinos para siempre.

Personajes:
Pedro Sosa (Sebastián Estevanez): Joven, impulsivo y buen mozo. Su esencia es noble. Fue encontrado en el campo por Don Augusto cuando tenía cuatro años. Cuenta la leyenda que estaba perdido y había escapado del incendio de los campos de su familia de la que no hubo sobrevivientes. Augusto le toma cariño y Dora, la cocinera de la estancia de los Ledesma, lo termina adoptando. Su origen es un tema que cada tanto lo desvela, no quiere lastimar a Dora con preguntas pero le gustaría saber quién es y de dónde viene. No sabe que es hijo de Teresa y Augusto. Su tía, la “madama” del prostíbulo & casino del pueblo y el dueño de la estancia que lo cobijó y al que quiso como al padre que la vida le quitó. Se casa con Susi, su novia de toda la vida, cuando todo parece indicar lo contrario. Es fiel a su palabra y más allá de lo que siente cumple lo prometido. La desilusión posterior a la boda debido al interés desmesurado de Susi hará flaquear sus convicciones y le dará fuerza para animarse a vivir lo que siente por Verónica, novia de Lautaro, con quien cultiva una enemistad visceral. Desde niños pelearon por el cariño de Augusto. A la par, Pedro irá dándose cuenta que un destino inesperado lo aguarda al final del camino: ser uno de los herederos del imperio Ledesma, con todo lo que ello implica tanto en lo económico como en la construcción de su propia identidad. La antigua competencia con Lautaro hará difícil y violenta la convivencia con este hermano que hará todo lo que pueda por borrarlo del mapa. Pedro, con nobleza, superará todos estos obstáculos protegiendo también el amor que siente por Verónica.

Lautaro Ledesma (Diego Olivera): Es el hijo mayor de Augusto Ledesma. Nunca le interesó el campo y tiene una mala relación con su padre. Se hizo modelo y viajó a México con su madre, Mercedes (Nora Cárpena). Es un personaje bidimensional y, en su camino, dejará en claro el porqué de su esencia. Atormentado por el fantasma de su padre, Augusto, quién lo vio siempre como un pusilánime dominado por su madre rompe esta estructura para encontrarse con él mismo y con el gran amor, que no es otro que aquella que ya le rompió el corazón: Morena. Lautaro se siente un perdedor en la batalla con su padre que no cesa de atormentarlo ni siquiera después de muerto. Morena fue el gran amor de su vida pero ella lo abandonó obnubilada por el poder económico de Augusto. Lautaro cree haber sanado las heridas con Verónica, una joven modelo a la que formó y crió. Ella le debe la vida que tiene y Lautaro es su motor. Ser lo más importante en la vida de Verónica lo reconforta y no se hace grandes preguntas hasta que vuelve a ver a Morena y el sentimiento que creía enterrado aflora mezclado con resentimiento, rencor y una pasión desenfrenada. Lautaro será durante 23 horas del día un fiel retrato de su padre: despiadado, ambicioso, violento. La hora restante, un romántico que sueña con un amor sincero sin saber que, nuevamente, su elección cae en Morena quien tampoco sabe que Lautaro es el dueño de su corazón. Su camino de redención lo llevará desde el asesinato por dinero a la paternidad más amorosa de quién creía su hermana hasta ese momento.

Verónica Cabañas (Luz Cipriota): Es la prometida de Lautaro. Modelo atractiva, algo caprichosa. Pero también es aguerrida y capaz de jugarse por lo que siente. El documento dice que se llama Olga Acuña, un pasado que Lautaro la obligó a enterrar. Es hija de Mara quien la abandonó en manos de su tía, otra prostituta adicta que esperó que sea una adolescente para inducirla a seguir sus pasos. Así, el día que escapa de su casa conoce a Lautaro que le construye una vida a imagen y semejanza. Se transforma en una modelo top con una única tristeza: encontrar a su madre. Lautaro se encargó de separarla de todos salvo de Hernán su amigo de toda la vida que con tal de estar cerca se transforma en su cómplice y jamás le cuenta que su tía terminó internada en un hospital psiquiátrico por haber querido acercarse a ella. Cuando llega a la estancia su mundo de cartón se desmorona. Se siente atraída por Pedro y a pesar de sufrir una amnesia retrógrada global vuelve a sentirse atraída por él. Junto con la memoria pierde sus puntos de referencia estructurados y vuelve a mirar el mundo con ojos nuevos. En la búsqueda de reconstrucción de su pasado descubre que la madre que soñó encontrar no es otra que una de las prostitutas de Santa Victoria. Su camino de heroína, gracias a la pérdida de memoria, le permite volver a sus afectos desde un punto de vista totalmente virginal. Se casa con Lautaro, obligada por las circunstancias, a pesar de saber en lo profundo que su corazón sólo se emociona por Pedro. A medida que avanza en saber quién y de dónde viene, recupera autonomía y poder de decisión sobre ella, dejando atrás no sólo su pasado de modelo sino su dependencia a Lautaro, quien peleará por ella como quien lucha por un botín de guerra más que por un amor sincero.

Morena Alonso (Natalia Lobo): Bella, sensual y ambiciosa. Es la segunda mujer de Augusto Ledesma. Antes de casarse con él, estuvo de novia con Lautaro, su hijo. Es fruto de una niñez difícil. Así alimentó una ambición desmedida y una necesidad de “padre” visceral. Es una modelo del montón y se enamora de Lautaro, quien es famoso por sus infidelidades y escapadas con chicas de la noche. El no puede prometerle la exclusividad que necesita. Es por eso, que cuando conoce a Augusto siente que es el hombre que le dará paz y tranquilidad a su vida. Sin pensarlo demasiado y tal vez como forma de venganza a Lautaro que no la trató como soñaba, se transforma en la mujer del padre del gran amor de su vida. Mercedes, la madre de Lautaro le hace la vida imposible y al negarle el divorcio a Augusto siente que sólo un hijo puede transformarse en su seguro de vida. Al enterarse de forma fortuita que Augusto había quedado estéril debido a un accidente decide buscar “un padre” sustituto. Augusto descubre su infidelidad y le pide que lave su reputación borrando toda evidencia. Cuando la esposa de Tomás amenaza con gritar su relación clandestina a los cuatro vientos ella se ve obligada a matarla ante la amenaza de A gusto de quitarle a la nena que llevaba en su vientre. Augusto tenía muchas ganas de ser padre y trató a Luli como propia más allá de que cada tanto le afloraran dudas acerca de su paternidad. Augusto nunca supo de haber quedado estéril y prefería pensar que Luli era su hija más allá de las infidelidades de Morena. Inicialmente y debido a que, por una patraña de Mercedes, Luli resulta a los ojos de todos, hija de Tomás, deja la estancia. Para no ir presa por el asesinato de la esposa de Tomás termina viviendo con él en la pensión fingiendo una supuesta vida familiar. Así, conoce una vida miserable que nunca figuró en sus planes. La violencia de Tomás lo lleva a un final trágico. Morena, por primera vez, se hace cargo de su destino y el de su hija. En el final, la espera el amor de Lautaro y la paz que no conoció más allá del bienestar económico. Usará todos sus recursos para intentar quedarse con la millonaria herencia.

Augusto Ledesma (Humberto Serrano): Un hombre ambicioso e implacable a la hora de conseguir lo que desea. Hizo una gran fortuna, adquirió gran cantidad de tierras de la zona y controla casi toda la actividad económica del pueblo “Santa Victoria”. A pesar de todo su poder, no logró construir una familia sólida. Su muerte desata una feroz lucha por su millonaria herencia. Además de su trabajo lícito en el campo también maneja el juego y la prostitución apoyado por los políticos de turno. Tuvo un hijo con Teresa, la “madama” a cargo del casino & prostíbulo del pueblo. Le hizo creer que nació muerto para evitarse problemas y le pidió a su amigo Mariano que lo entregara a una familia de colonos que lo diera en adopción a una familia de Buenos Aires. El azar hizo que ese niño apareciera muy pequeñito en su campo huyendo del incendio de los campos de su familia. Ese niño no es otro que Pedro. Augusto le propuso a Dora que lo adopte y se transformó en su compañero mucho más que su propio hijo. Augusto odiaba que Lautaro se refugiara en su madre. Así, llegó a quitarle hasta la novia. La relación con Morena significaba perder definitivamente a su hijo pero también significaba haber ganado una competencia insana. Mercedes no le daba el divorcio y Morena sentía peligrar su situación. Fue así que urdió el plan B: quedar embarazada. Pero Augusto ya estaba estéril y había que salir a buscar un padre. Eligió a Tomás Garmendia, amigo de Augusto. Sin saber que el embarazo lo logró con un encuentro furtivo con Lautaro, una despedida que dejó un recuerdo para toda la vida: Luli. Pero Morena cree que es hija de Tomás. Augusto la descubre y la conmina a eliminar las pruebas de su infidelidad. Así cuando la esposa de Tomás amenaza con ventilar su relación clandestina se ve obligada a matarla bajo la amenaza de Augusto de quitarle a su hija apenas nazca. Augusto quiere a esa niña como a una hija, más allá de que teme que no lo sea pero cubre las apariencias y por otro lado, necesita reinvidicarse como padre. Antes de morir, Augusto pergenia un insólito plan: pone todas sus propiedades a nombre de Dora, que fue siempre la única persona confiable en su vida, con la idea de que ella cuide los bienes hasta que se transformen en una verdadera familia, condición obligatoria para que Dora les entregue la herencia. Antes de morir, le confiesa a Morena que tuvo otro hijo varón y que está vivo. Muere sin saber quién es ese hijo.

Tomas Garmendia (Antonio Grimau): Condenado por el asesinato de su mujer, al salir en libertad recibe el desprecio de todo el pueblo. Está lleno de odio y de rencor. Gran amigo de Augusto Ledesma pero perdió la cabeza por su segunda mujer, Morena ni bien Ledesma se la presentó. Tomás fue el candidato ideal que Morena encontró paralograr su objetivo: quedar embarazada. La esposa de Tomás descubre esta relación clandestina y como fruto de esta pelea pierde la vida en manos de Morena quién descubierta por Augusto se ve obligada a matarla para lavar el honor de Augusto a cambio de que no le quite a su hija cuando naciera. Morena sabía que a Augusto no le costaba nada transformar una amenaza en realidad. Es un secreto que sólo ella y Augusto conocen. Tomás, por amor, paga por ese asesinato con diez años de prisión. Vuelve con sed de venganza. Cuando la historia comienza, Tomas sale de la cárcel y vuelve al pueblo con la única intención de recuperar a Morena. Para ella, él es una pesadilla. Mercedes no ve la hora de echarla de la casa a ella y a su hija y al entrar en conocimiento de que fue amante de Tomás cambia los resultados de un análisis de ADN y Luli pasa a ser hija biológica de Tomás. Así, Tomás la conmina a vivir una vida desgraciada. Tomás logra lo que quiere chantajeando a Morena con contar la verdad sobre el asesinato de su esposa y mandarla a la cárcel. A pesar de cumplir con su fantasía, el amor está ausente en esta convivencia forzada. La violencia y el resentimiento acumulado durante años, se apodera lentamente de su psiquis, hasta llevarlo a un final trágico.

Padre Miguel (Martín Seefeld): Es un cura activo, divertido y comprometido con las necesidades de la gente. Confronta al intendente ante las injusticias del pueblo. Confronta al intendente exigiéndole que de al pueblo lo que corresponde. Frontal y sincero es muy querido por los más humildes y por los que necesitan ser escuchados. Llegó al pueblo hace un par de años. Es un ex boxeador de peleas clandestinas que esconde un muerto en su armario. A pesar de estar enfrentado con el intendente, adora a Belén su hija mayor. Desarrollan un trabajo social juntos. Belén está enamorada de él y no le importa su rechazo. Es sutil, un hombre que llegó al sacerdocio no por vocación sino por culpa y tormento. Como un ex adicto que debe renunciar a la sustancia objeto de su vida, cree que el camino a la redención es estricto, austero y fundamentalista. Pero, el hombre que vive dentro de él trata de hacerle torcer su decisión. Primero, protege a Belén de su obsesión amorosa y logra no caer pero, en el final de su historia, “se quita el cuello sacerdotal” y se decide a vivir lo que siente por Laura. En el camino, se presenta una hija que no sabía tener y le plantea nuevas dudas en el destino que eligió para él. Miguel cree que la lucha social va a calmar su culpa sin entender que, más allá de su embestidura, sigue siendo un hombre que siente y se apasiona como tal. Su ruptura con la fe lo desestabilizará emocionalmente,haciéndolo bordear nuevamente situaciones de las que había huido en el pasado.

Mercedes Otamendi (Nora Carpena): Primera esposa de Don Augusto, una mujer fina y snob. De carácter fuerte, manejadora y competitiva. Está acostumbrada a la buena vida desde que nació. Su adicción al juego la llevó a endeudarse y por eso está al acecho del dinero de su ex marido. Una grab manejadora. Ella ha vivido por y para su hijo, Lautaro (Diego Olivera). Siempre cerca de él, controlándolo y marcándole el camino. Es el cerebro detrás de la eterna pelea entre Lautaro y Augusto. Detesta a Morena por haber traicionado a su hijo y por haber conquistado el corazón de su ex marido. Es clasista y desprecia a Dora y a Teresa, a quienes considera dos pueblerinas pero que, en el fondo, envidia profundamente ya que fueron merecedoras del amor y la confianza de Augusto, algo que ella jamás pudo lograr. Ni bien muere Augusto trata de manejar los hilos de la compleja farsa familiar. Se hará hincapié en su maldad inimputable y su poder sobre la psiquis de su hijo Lautaro. Es la madre utilitaria que manipula de acuerdo a lo que le conviene y desea. Intentará quedarse con la mayor parte de dinero posible de esta herencia como forma de vengar el desamor que sufrió con su marido. Seducirá a Mariano ya que lo considera una buena herramienta para lograr sus propósitos y ensuciará a Morena hasta lograr su cometido: echarla de la estancia junto a su hija Luli. Al lograr esta Victoria, estará dispuesta a ir por el premio mayor: deshacerse de Dora. Derrotada por ésta, una amarga soledad será su último destino.

Dora Sosa (Thelma Biral): Noble, amorosa y abnegada, ha pasado casi toda su vida como la cocinera de Augusto Ledesma. Secretamente enamorada del estanciero, siempre se mantuvo fiel a él. Dora es la persona que más amó a Augusto y en quien él mas confió. Por esa razón, es que él le deja todas sus propiedades a ella con el legado de que entregue la herencia si y sólo si sus herederos se transforman en una familia. Está muy agradecida con él por haberle dado a Pedro, el hijo que ella nunca pudo tener. Don Augusto, lo encontró en el campo cuando escapaba del incendio de los campos de su familia. Dora lo adoptó sin reparos. Es hermana de Tere (Luisina Brando), con quien tiene una relación tirante ya que no aprueba su elección e vida. Dora no sabe que Pedro, es hijo de su hermana. El hijo que su hermana Teresa y Augusto Ledesma tuvieron hace veintiocho años y el estanciero hizo desaparecer, haciéndole creer que nació muerto. Dora es un personaje con un abanico de matices. Finge bajar la cabeza delante de todos pero, en realidad, tiene una estrategia que la llevará a tener las riendas del imperio Ledesma. Después del casamiento de Pedro, Susi hará todo por eliminarla y, cuando crea que lo logró, quedará en claro que Dora fingía no darse cuenta de nada pero iba observando todos y cada uno de los movimientos de su nuera tal como ha hecho con todos los demás. Subestimada por su bajo perfil será quién ríe por último cuando caigan todas las máscaras y se revelen todas las verdades. Será ella también uno de los motores que le permitirá, por fin, a Pedro ser feliz con Verónica, la mujer que realmente ama.

Tere Sosa (Luisina Brando): Una mujer bella y luchadora. Es la "madama" del casino y prostíbulo del pueblo "Santa Victoria". Amante y socia en los negocios ocultos de Don Augusto desde hace más de treinta años. La relación siempre fue clandestina, pero muy intensa. Amante de Don Augusto desde hace más de treinta años. Al morir, él le deja Teresa tres millones de dólares con el mandato de que se lo entregue a su hija Luli cuando sea mayor de edad ya que teme que sus familiares la esquilmen. El mayor dolor de Tere es que el hijo que tuvo con Augusto haya nacido muerto, hace veintiocho años. Lo que ella no sabe es que ese hijo está vivo, que Augusto en complicidad con su amigo Mariano Quesada, lo entregó a una familia de colonos para que lo dieran en adopción a una familia de Buenos Aires. Teresa no sabe que su hijo es el niño que Augusto encontró en el campo y Dora adoptó como propio. Mariano es su amigo y confidente, hasta que descubre que la traicionó, ocultando el peor de los secretos: el destino de su hijo, el verdadero gran amor de su vida. Encontrar a su hijo será la razón de su vida. Desesperada por encontrarlo, moverá cielo y tierra hasta enterarse que ese hijo tan buscado siempre estuvo a su lado y no es otro que su sobrino Pedro. Contrariamente a lo esperado, esto no la volverá plenamente feliz ya que se convencerá de que su hermana Dora tuvo que ver con el plan de Augusto. Así, se llenará de un odio que pondrá a Pedro en el medio de una batalla entre la madre biológica y la madre que lo crió. Paralelamente, la vida la recompensa con un amor inesperado que vuelve del pasado derrotando el recuerdo inmaculado de Augusto.

Mariano Verna (Raúl Lavié): Gran amigo de Don Augusto y médico del pueblo. Es amigo y confidente de Tere. Es el médico del pueblo. A pedido de él, convenció a Teresa que su hijo había nacido muerto y lo entregó a una familia de colonos para que lo dieran en adopción a una familia de Buenos Aires. Es el único que conoce el secreto del hijo de Augusto. El amor por Mercedes lo hará cometer errores de los que sentirá vergüenza. Es una pieza fundamental en la búsqueda de la identidad de Pedro. Gracias a eso, Mariano se aferrará a los secretos que sabe para sobrevivir en el seno del imperio Ledesma. Con idas y vueltas, peleas y reconciliaciones constantes, girará entre Dora, Teresa y Mercedes. Sufrirá un ataque de ira cuando se entere que Morena fue quien mató a su hermana, luchando día a día con su conciencia para no vengar aquél crimen con sus propias manos.
Amilcar Reyes (Roly Serrano): Intendente del pueblo de “Santa Victoria”, ambicioso y corrupto, es reelegido en el cargo desde hace más de quince años por los oficios de Don Augusto. Gracias a su investidura sostiene una gran cantidad de negocios turbios. Detesta a Pedro Sosa (Sebastián Estevanez), porque es el novio de su hija y porque es un defensor de la justicia y las necesidades de la peonada y los más humildes. Esta separado de Esther, la madre de sus hijas Belén y Susi. Está en pareja con Laura, una joven a la que rescató de la miseria. Su moral es laxa y le permite visitar el prostíbulo asiduamente y Mara se convierte en su prostituta favorita. Su poder se resquebraja a medida que aumenta su corruptela. Lautaro gana terreno y lo desplaza en la Intendencia. Deja de ser un hombre respetado para ser un hombre cuestionado por sus antiguos actos de gobierno. Lucha hasta el final por salvarse.

Susi Reyes (Manuela Pal): Bella, divertida y pueblerina, es la hija menor y la preferida del intendente. Se debate entre sus dos grandes anhelos: triunfar en el mundo de la farándula y casarse con Pedro Sosa, su novio desde la adolescencia. Detesta a Laura. Adora a su hermana Belén, aunque no la convence su elección de vida. Le parece un desperdicio tanta entrega con los chicos y la escuelita rural. Siente la necesidad de ser alguien y la llegada de Verónica y Lautaro, jóvenes y famosos, la moverán a querer lograr alguna trascendencia. Esta necesidad, pone de manifiesto su lado más oscuro y usará todo tipo de recursos con tal lograr que sus deseos se hagan realidad. Detesta el bajo perfil y la vida de pueblo. Se crió convencida de que está hecha para otra cosa. Su aspecto ingenuo la ha ayudado a acercarse a quienes detentan el poder en Santa Victoria. Ama a Pedro y la posibilidad de transformare en el único heredero de la fortuna de los Ledesma la lleva a pensar en eliminar a Dora, único impedimento para lograr su cometido. No todo saldrá como Susi espera. Gana algunas batallas pero no la guerra.

Belén Reyes (Sol Estevanez): Es la hija mayor del intendente. Es una chica sensible y bella. Muy comprometida con su labor de maestra de pueblo y por ello enfrentada con el padre. Vive reclamándole a su padre mejoras para la escuelita y para los chicos del pueblo en general. No tiene freno a la hora de enfrentar a quien sea por sus ideas. Es aliada del Padre Miguel en la búsqueda de justicia y mejoras para el pueblo. Se siente profundamente enamorada de ese hombre al que cree perfecto. Su amor obsesivo será su condena a la infelicidad. Se atará a un matrimonio por resignación con Medina, un policía sin aspiraciones, pero el eje de su vida rondará la iglesia. Es allí donde tiene depositados sus sueños y también sus desilusiones más severas. A la larga, descubrirá que ni el sacerdote ni el matrimonio por resignación la llevarán a la felicidad y por eso, hará un gran cambio en su vida que la pondrá frente a una Belén más desestructurada, más libre, dispuesta a vivir sin la necesidad de tener que cumplir con todo y con todos. Sólo con ella misma.

Esther Ferreira De Reyes (Irene Almus): Es la primera esposa de Amilcar y madre de sus hijas. Maneja la unica pensión del pueblo y es modista. Es una mujer verborrágica y muy activa. Quedó herida con su separación del intendente, quien la dejó por una mujer más joven. A pesar de eso, aún alberga esperanzas de volver a recuperarlo. Por eso, le niega el divorcio y utiliza a sus hijas para mortificarlo a él y Laura. Vive en función de la vida de su marido como si estuviera casada. No reconoce en Laura una mujer a la altura de las circunstancias. Su presencia es intensa y logra su objetivo: desestabilizar a Laura y recordarle permanentemente su rol de segunda. Convencida que su objetivo es recuperar a Amilcar, será ella la primera sorprendida cuando descubra que su corazón quizás pueda tener un nuevo dueño. Tiene una relación estrecha con Morena, a quien le hace la ropa y le confía los secretos de la gente del pueblo.

Laura Tolosa (Ximena Fassi): Es la nueva y joven mujer del intendente. Es una chica de campo, sufrida y de origen muy humilde. Por ella, el intendente se separó de su esposa de toda la vida y madre de sus hijas, Esther. Lentamente, irá perdiendo su color “pueblerino” para acercarse a una peligrosa autonomía que la alejará de Amílcar. Convencida que la búsqueda de un hijo será su salvación, se obsesionará con este objetivo. Amílcar se niega a ser padre nuevamente y la convivencia con Laura se convierte en un martirio. El padre Miguel la ayuda a entender que el maltrato no es el único camino posible y esperará con paciencia el día que el sacerdote se decida a mirarla con ojos de hombre para empezar a ser la Laura que siempre quiso ser.

Mara Ferreiro (Adriana Salonia): Es la nueva prostituta del pueblo y trabaja en el casino de Tere. Es hermosa y divertida. Es una buena chica, que está en la profesión desde chica, su madre y su hermana también son prostitutas. Amilcar Reyes el intendente se vuelve loco con ella y la quiere en exclusividad. Mara al principio se resiste, pero no tiene otra opción que aceptar. Cree enamorarse de Tomas pero su rechazo le hace ver que lo que busca, en realidad, es cambiar de vida y encontrar a esa hija que abandonó en manos de su hermana cuando la niña tenía dos años. El destino hace que su hija esté más cerca suyo de lo pensado. No es otra que Verónica Cabañas, la modelo novia de Lautaro Ledesma, el hombre más importante del pueblo. El eje principal de su historia es encontrar a su hija y ser perdonada no sólo por ella sino por la vida. A su pesar, descubrir que Verónica Cabañas es su hija la pondrá en la encrucijada más importante de su vida: huir hacia un nuevo destino o enfrentar definitivamente el pasado y animarse a reconstruir la relación madre hija que siempre deseó pero nunca antes pudo concretar. En ese camino, se anima a vivir un amor clandestino con Basualdo, el comisario del pueblo, que la quiere bien más allá de las apariencias. Así la prostituta y el comisario, quien deberá romper con su matrimonio, se animarán a enamorarse y vivir una vida serena.

Jose Saravia (Emilio Bardi): Capataz de la estancia “Santa Victoria”. Autoritario y acomodaticio. Es ladero del intendente en los negocios sucios del pueblo. Intenta ser para Lautaro lo que fue para Augusto: una mano derecha incondicional. Es un hombre que no ha tenido opciones y vivió a la sombra de sus patrones. No tiene filtro ni medias tintas. Deberá modernizarse para estar a la altura de su joven patrón quien lo convertirá en su mano derecha pero también sufrirá sus caprichos y descargas despiadadamente.

Juan Molina (Juan Diego West): Es peón de la estancia de los Ledesma y amigo de Pedro. Es algo torpe y retraído. Mantiene a su familia pero la necesidad no es excusa para participe de negocios sucios. Se ocupa de su trabajo y prefiere el anonimato a ser una mano derecha dispuesta a todo. Mantiene un sutil bajo perfil que lo vuelve amigable y confiable pero, en el fondo, lo que busca es ocultar lo que realmente piensa y siente. Se muestra homo fóbico y prejuicioso para esconder que, en realidad, su deseo es muy distinto a su discurso. Conocer a Hernán es un antes y un después en su vida. Se transforma en el motivo y consecuencia de todas sus decisiones. Desde tener una novia como pantalla a desarrollar un machismo tan exagerado como falso.

Hernán Bustamante (Leonel Campoy): Era el representante de Verónica. Gay. Divertido y verborrágico. Es su confidente y amigo. Fue su mejor amigo desde que fueron niños. Cuando Lautaro le permite transformarse en su booker lo obliga a hacer concesiones: transformarse en su cómplice y callar algunas cosas. Más allá de que con el tiempo se arrepiente su conciencia carga con este peso. Cuando Verónica pierde la memoria, Lautaro decide alejarlo de su vida para impedir que ella continúe acercándose a Pedro y, de paso, borrar todo vestigio del pasado. Así, al alejarse de Verónica, pierde su lugar en el mundo. Sin brújula se queda en Santa Victoria tratando de reconstruir su vida superando prejuicios y derribando barreras que hasta hace poco parecían imposibles de derrumbar en una sociedad pacata y conservadora como la de Santa Victoria. Encontrará en alguien del ambiente campestre el verdadero amor de su vida, al que ayudará a salir airoso del armario cultural y social en el que siempre vivió encerrado. Lentamente, irá recuperando la amistad con Verónica a pesar de los obstáculos que Lautaro se empecinará en ponerle con el objetivo de lograr que se vaya del pueblo. Hernán demostrará que su fortaleza es más grande que cualquier manipulación a la que intenten someterlo.

Chirola (Pablo Comelli): El loquito del pueblo, vive de la caridad ajena. Nadie sabe quienes fueron sus padres, ni la fecha exacta de su nacimiento. Es sumamente fabulador. Tiene una relación cercana con el Padre Miguel que lo protege. Va a vivir su propia redención pasando de ser “el tonto del pueblo” a tener un trabajo y un lugar dentro de la red social con una autonomía que, años atrás, parecía impensada. Será el encargado de demostrar que la discapacidad ya no es un impedimento para soñar con un destino posible.

Luli (Micaela Brusco): Creció sobre protegida por Augusto, el que cree su padre. Cuando él muere, su mundo se derrumba. Sufre los avatares de su madre tan profundamente que deriva en un grave problema de salud que la llevará al descubrimiento de su verdadera identidad genética: es hija de Lautaro Ledesma.

Eugenio Costa (Hernán Piquín): un misterioso personaje que vuelve al pueblo 'Santa Victoria' para reconquistar a su amor de juventud: Teresa (Luisina Brando) y se hospedará en la pensión del pueblo. De a poco comenzará a mostrar su juego: es él quien le ha estado mandando flores, cds y poemas a Teresa con la intención de enarmorarla.

FICHA TÉCNICA:
elenco estelar
Sebastian Estevanez......................... Pedro Sosa
Diego Olivera............................... Lautaro Ledesma
Luz Cipriota................................ Verónica Cabañas - Olga Acuña
Natalia Lobo................................ Morena Alonso

actores invitados
Luisina Brando........................... Tere Sosa
Nora Carpena............................. Mercedes Otamendi
Antonio Grimau......................... Tomás Garmendia
Raúl Lavié.................................. Mariano
Martín Seefeld........................... Padre Miguel

elenco protagónico
Rolly Serrano....................... Amilcar Reyes
Adriana Salonia................... Mara - Celina Acuña
Manuela Pal......................... Susi Reyes
Ximena Fassi....................... Laura Tolosa
Irene Almus........................ Esther
Sol Estevanez...................... Belén Reyes
Emilio Bardi......................... José Saravia
Micaela Brusco.................... Luli

las participaciones de
Humberto Serrano............. Augusto Ledesma
Thelma Biral........................ Dora Sosa
Hernan Piquín..................... Eugenio Costa

actuaron también
Pablo Comelli...................... Chirola
Leonel Campoy.................. Hernán Bustamante
Juan Diego West.................... Juan Molina
Nicolas Mele........................... Medina
Victor Luis Zuñiga................. Leonardo Sosa
Fernando Caride.................... Padre Aurelio
Nancy Anka............................ Nora
Betina O’Connell.................... Loredana Vitti

[ 2009 ] TELEFE CONTENIDOS
Autores: Enrique Estevanez – Teresa Donato – Jorge Oscar Leyes
Dirección de piso: Omar Aiello
Producción general: Andrea Tuozzo
Dirección de exteriores: Rodolfo Cela
Coordinación de producción: Osvaldo Codazzi - Romina Bellini
Producción: Martín Colombo – Diego González - Cecilia Schargrodsky – Maria José Figueroa - Marcelo Coraza
Asistentes de dirección: Gonzalo Diaz - Pablo Bustos
Productor técnico: Facundo Tripichio
Director de fotografía: Armando Catube - Diego Salinas
Vestuario: Lucia Rosauer - Amelia Coral
Postproducción: Alejandro Luccioni – Mercedes Borda
Sonido: Carlos Serrano - Luis Quiroga
Equipo de producción: Luís Benítez - Fernando Tomada – Carlos Aciuolo
Musicalización: Federico Martínez
Escenografía: Silvana Giustozzi – Pablo Ponce
Ambientación: Roberto Ambrosini - Beatriz López - Belén Garcia

0 comentarios: