6 ago. 2010

La ley del amor |Telefe · 2006|

"La ley del amor" es una telenovela que telefe comenzó a emitir el día 18 de diciembre de 2006 a las 14hs con 13 puntos de rating. La telenovela tuvo diversos cambios de horario (14:30 - 15 - 15:45, etc) y además tuvo grandes cambios en su estructura general. En un principio la telenovela tenia como pareja principal a Soledad Silveyra y Raúl Taibo (como vemos en las gráficas) pero, tiempo después, la incorporación de Carolina Papaleo comenzó a tener más protagonismo en la telenovela. A Raúl Taibo (Ignacio) se lo dió por muerto y luego retoma a la historia cuando la protagonista principal (Soledad Silveyra) decide abandonar la historia por disconformidad en los libros y varias discusciones con su productor general, Enrique Estevanez. La telenovela en el medio de ese cambio tan grande dejo además a muchos actores que arrancaron en la tira en el camino e incorporó otros actores, finalizando como una historia totalmente distinta, ya que ni la pareja protagonica terminó como se planeó en un principio. El 7 de septiembre de 2007 culminó la historia, luego de varios meses. (VER AL FINAL DEL POST "CAMBIOS EN LA HISTORIA").

SINOPSIS:
Renata Guerrico es una Jueza Federal famosa por su firmeza en aplicar la ley. Goza de un gran prestigio en la sociedad, pero oculta un oscuro pasado que regresará con toda su fuerza.

Debido a una condena que acaba de dictar, Renata es amenazada de muerte. Hace arrestar a un muchacho a quien confunde con el autor de los llamados. Se trata de Lucas. Al interrogarlo, se lleva una enorme sorpresa: Lucas lleva el apellido Pinedo y es hijo de Ignacio Pinedo quien fue el gran amor de su juventud.

Ignacio viene a sacar a Lucas de la cárcel y ambos amantes se reencuentran después de 28 años.

A partir de aquí, Renata revive momentos terribles del pasado. A los 16 años quedó embarazada de Ignacio y tuvo un hijo que no sobrevivió.

Ignacio jamás se enteró de esta circunstancia y nunca pudo comprender por qué motivo Renata lo abandonó si tanto lo amaba. Ahora se acercará a Renata, a pesar de que ambos están casados con otras personas, para exigirle que le dé explicaciones y tratando de resucitar ese amor.

Renata se siente conmocionada y confundida porque ha sentido una atracción muy grande por Lucas desde el primer momento en que lo vio.

¿Acaso es atracción sexual por ese hombre joven y musculoso, de sonrisa cálida y actitud bondadosa? Ella se niega a creerlo, siente que hay algo más en ese vínculo con Lucas… un misterio profundo y terrible que se irá develando a medida que transcurra la historia. Y los conflictos se agudizan más, porque Lucas se vincula a Carolina, la hijastra de Renata y la chica se enamora de él.

Carolina está dispuesta a hacer cualquier cosa por estar con Lucas. Todos los amores cruzados, de sentimientos inconfesables, de impulsos incontenibles, que los pueden llevar al paraíso o a la destrucción.

PERSONAJES:
Renata Guerrero (Soledad Silveyra): Era una niña de ocho años cuando sus padres fallecieron en un accidente automovilístico. La familia Guerrero tenía un nivel social alto y Renata fue a vivir con sus tíos, Octavio, hermano de su difunto padre, y Patricia Uría. A pesar de todo, Renata era una chica marcada por el dolor de la pérdida temprana de sus padres, que despertó en ella un sentimiento de desconfianza hacia la vida en general y de profunda indefensión. Por más que Octavio la quisiera, que el dinero de la familia le proveyera confort y protección, Renata nunca pudo superar ese sensación profunda de que, sin previo aviso y en un instante, su mundo se iba a derrumbar para dejarla completamente sola y desamparada. Y es por eso que, en un momento de su vida se dedicó con todas sus fuerzas a construir un personaje: “Su Señoría” , la jueza incorruptible, que se interpusiera entre ella y el mundo y la protegiera de sus acechanzas.

Ignacio Pinedo (Raúl Taibo): Es el gran amor de juventud de Renata. Ignacio en un principio se puso de novio con la hermanastra de Renata, Elena, y obviamente ella lo trajo a su casa y le presentó a su familia. El flechazo entre Renata e Ignacio fue instantáneo. Renata hizo todo lo posible por resistirse a ese amor. No podía hacerle eso a Elena. Era también defraudar a sus tíos. Sin embargo, Ignacio se sentía muy atraído hacia ella y tomó la iniciativa. Renata lo rechazó muchas veces. Ignacio llegó a romper con Elena (cosa que a Elena la afectó mucho) para estar libre y poder unirse a Renata. Renata no aceptó esto. Elena recuperó a Ignacio. Ignacio volvió a frecuentar la casa de los Guerrero. Finalmente pasó lo que tenía que pasar: Renata e Ignacio comenzaron una relación paralela y ella, por primera vez, hizo el amor con un hombre.

Lucas Pinedo (Sebastián Estevanez): Lucas es el hijo de Renata e Ignacio. Tras el parto, Amanda lo envía a otra zona de la provincia donde comienza a vivir en un orfanato provincial. Así transcurren sus primeros tres años de vida, pero entonces ocurre algo que cambiará totalmente su suerte. Elena e Ignacio viajan a pasar una temporada en la estancia de Amanda para descansar de la vida ajetreada de San Pablo y para tratar de recuperar la paz después de muchos problemas matrimoniales, causados sobre todo porque Elena se enteró de que no puede tener hijos. En una noche de confidencias, la tía le cuenta a Elena (no a Ignacio) que Renata vino embarazada de Buenos Aires y dio a luz en secreto. Elena se quiere morir al enterarse de esto. Amanda, chismosa, le pregunta si tiene idea de quien pudo ser el padre de la criatura, ya que Renata nunca se lo quiso decir. Elena disimula y dice que no tiene la menor idea, pero está totalmente segura de que el hijo es de su marido. Entonces, producto de la personalidad malvada y psicótica de Elena y de su tremendo rencor y competencia con Renata, se le ocurre una idea perturbada: adoptar al hijo de Renata y criarlo como suyo. Con eso logra dos objetivos: se “venga” de la otra y le posibilita a su marido que críe a su hijo de sangre, aunque Ignacio nunca se entere de que el chico es verdaderamente hijo suyo.
Así, comienza una vida totalmente nueva para Lucas. De ser un desamparado que luchaba a codazos con otros niños de su edad por la poca comida del orfanato, pasa a ser el hijo de una pareja acaudalada. Lo llevan a San Pablo y crece con todas las ventajas y comodidades. Ignacio lo quiere mucho, pero el hecho de que sea un niño impuesto por Elena y no un fruto de su propia sangre, es siempre un impedimento para que su amor sea pleno. Además, es muy exigente con un hijo varón, como su padre lo fue con él. Elena, por el contrario, lo sobreprotege y malcría demasiado. Y, dado que Ignacio se dedica de lleno al trabajo y para muy poco en la casa, Lucas crece como un chico sin límites y con constantes roces con su padre, por quien se cree menospreciado y poco querido.
Al comenzar la historia, Lucas es un muchacho de 28 años. No llegó a terminar ninguna carrera universitaria, aunque empezó tres. Le cuesta mucho esforzarse porque siempre tuvo todo resuelto. Su interés son las motos, los autos poderosos y, sobre todo, las mujeres. En San Pablo era un ganador total y lo sigue siendo al regresar a Buenos Aires. Producto de la sobreprotección de su madre y de la dureza excesiva y despreciativa de su padre, vive una vida frívola, de puro placer y muy poca dedicación al trabajo (ahora tiene un cargo de Gerente en una empresa de Ignacio, gracias a la presión de Elena). La única pasión genuina que tuvo en su vida fue un deporte: el tenis. En Brasil comenzó a entrenar desde muy chico y se destacó enseguida. En juveniles ganó muchos torneos y los profesores le vaticinaban una carrera profesional en lo más alto, pero una grave lesión que se hizo esquiando cortó esos sueños para siempre. Y, desde entonces, se volvió más irresponsable y más frívolo que antes.
Sin embargo, y a pesar de estos defectos, Lucas es un chico de muy buen corazón, solidario, generoso, de enorme simpatía y carisma, que enseguida se hace querer (y perdonar) por todos los que lo conocen. Sólo le falta un poco más de confianza y respeto por él mismo para salir adelante. No le falta inteligencia ni voluntad, todo lo contrario. Sólo necesita un leve empujoncito, y ese empujón se lo va a dar su verdadera madre, Renata.

Carolina Conforte – (Sabrina Garciarena): 20 años. Una chica muy preocupada por la justicia. Es bastante seria, excelente alumna. Se preocupa por cosas como la ecología o la paz mundial. Aunque es muy bella, no le importa estar a la moda ni el aspecto físico. Está estudiando derecho junto con su novio, Bernardo, y los dos “compiten” a ver quien es el mejor de su camada. Es impulsiva, como su padre, pero de muy buen corazón. Cree estar enamorada de Bernardo, con quien sale desde la secundaria, pero el verdadero amor lo va a conocer cuando conozca a Lucas, quien le moverá tremendamente el piso. Admira muchísimo a Renata. Todo el tiempo trata de imitarla y aspira a ser una jueza como ella, y llegar a la Suprema Corte o a un tribunal internacional. La quiere como a una madre, aunque casi nunca le diga “mamá”. Renata también la quiere muchísimo.

Marcos Conforte (Arturo Bonin): 52 años. Pareja de Renata, nunca se casaron formalmente. Es un abogado de izquierda que tuvo que exiliarse en el gobierno militar. Autor de algunos libros sobre derechos humanos. Actuó en política desde hace 20 años. Actualmente es diputado de un partido de izquierda de los pequeños. Tiene prestigio de honesto y defensor de los intereses del pueblo. Es un tipo muy pasional, a veces demasiado impulsivo. Es muy celoso y capaz de violencia si se siente engañado. A Renata la ama en serio, aunque sabe que ella no le corresponde de igual manera. Es muy cariñoso con su hija. Carolina lo admira mucho, aunque choca con él porque Marcos nunca le dio demasiada bola por su intensa actividad política. Marcos hasta ahora ha sido muy honesto, pero va a caer en actos corruptos en el futuro, tentado por su entorno.

Elena (Graciela Stefani): Es la hija de los tíos de Renata, es un año mayor que ella. Las dos chicas se criaron juntas, prácticamente como hermanas, rodeadas de todas las comodidades y educándose en los mejores colegios. Renata y Elena tuvieron, desde el principio, una relación muy intensa, sobre todo de parte de Elena que en el fondo de su alma siempre se sintió inferior a Renata y por eso se esforzó todo el tiempo para superarla. Elena se daba cuenta de la predilección de su padre por la otra, y este era el motivo de su rencor hacia ella. Aunque tampoco debemos pensar que la odiara completamente. No fue así, Elena la quería, la admiraba, en el fondo, y durante toda su vida, su deseo más íntimo, inconsciente, es ser igual que Renata y amada por ella.

Armando Baldi (Matías Santoianni): 31 años. Es el amigo del alma de Lucas. Como en el proyecto anterior, se trata de un psicólogo “new age”. Ama el yoga, el feng sui, la meditación. Es introvertido, tímido, obsesivo del orden y la limpieza. Le cuesta tener vínculos con mujeres. Se enamorará de Silvana, la cual tratará de utilizarlo y lo hará sufrir. Tamara, una paciente, se enamorará de él. Armando formará la “extraña pareja” con Lucas.

Rocco Caleri (Néstor Sánchez): 56 años. Es el hombre de confianza de Ignacio desde hace 20 años. Personaje maquiavélico y traidor. Es muy ambicioso y quiere destruir a Ignacio para ocupar su lugar. Desde hace 10 años es amante de Elena. Se lleva pésimamente con Lucas, aunque éste no sospecha de la infidelidad de su “madre”.

Silvana Caleri (Maite Zumelzu): 27 años (abogada, hija de Rocco) Este es un personaje muy importante porque se trata de la malvada de la parte más joven del elenco. Es una chica decidida a ser la dueña de un gran holding. Nada la detiene con tal de salirse con la suya. Se enamora realmente de Lucas y eso la hace sufrir mucho porque él no la ama y porque es una persona difícil de manipular. En un momento logra seducir a Ignacio y generar problemas entre él, Renata y Elena. Por recomendación de Lucas, entra a trabajar en el juzgado de Renata y empieza a conspirar contra ésta, aliándose a Elena.

Marta Méndez de Caleri (Gigí Rúa): 54 años (esposa de Rocco) Es una mujer de vida acomodada, cornuda conciente. Prefiere ser sometida y vivir haciéndose la tonta a renunciar a sus comodidades.

Yuli Carrasco (Barbara Napal Gonzalez): 11 años. Es la hermana de Sofía. Muy dulce y tierna, pero también hábil manejadora. Es muy viva y logra convencer a cualquiera de cualquier cosa. Renata siente un afecto muy maternal por ella, y Lucas algo paternal.

Rolando Beltrami (Fabio Aste): 38 años. Es Secretario en el Juzgado de Renata. Un buen abogado, muy inteligente. Está divorciado y tiene dos hijos. Se compromete mucho con el trabajo y es un hombre honesto. Está enamorado secretamente de Renata desde hace siete años, cuando empezaron a trabajar juntos. La quiere mucho y está dispuesto a hacer cualquier cosa por ella, menos confesarle que la quiere.

Lidia Mazzeo (Pía Uribelarrea): 49 años. Periodista de gran experiencia. Gran amiga de Renata desde hace muchos años. Es la “oreja” de Renata en muchos aspectos. No tiene suerte con los hombres. Sale con muchos pero nunca logra tener una pareja fija. Mujer divertida y ocurrente. Tiene una debilidad: los hombres mucho menores que ella.

Olimpia (Mabel Pesen): 61 años. Ama de llaves de Renata. Es una empleada modelo, muy formal y circunspecta, pero ama de verdad a Renata y trata de ayudarla y apoyarla de todas las maneras posibles. Para algunos temas, es la confidente de Renata, casi la madre que la otra nunca tuvo.

Matias Becar Videla (Nicolás Pauls): 20 años. Es un chico de familia rica que estudia con Carolina. Muy formal y tradicionalista. Está con Carolina desde la secundaria. Es muy posesivo, competitivo y rencoroso. Desde el primer momento va a odiar a Lucas y tratará de perjudicarlo de todos los modos posibles. Es medio “nerd”.

Valeria Estévez (Fernanda Neil): 21 años ( amiga íntima de Carolina) Es amiga de Carolina desde el jardín de infantes. Sin embargo, las dos son muy distintas. Valeria es frívola, sólo le importa la ropa, los chicos, los celulares de última generación y los autos caros. Quiere ser modelo y actriz pero estudia derecho por imposición de sus padres. No se esfuerza y siempre la bochan en la Facu.

FICHA TÉCNICA:
Elenco estelar:
Soledad Silveyra.................. Renata Guerrico
Sebastián Estevanez............. Lucas Pinedo
Raúl Taibo......................... Ignacio Pinedo
Sabrina Garciarena............... Carolina
Carolina Papaleo................. Estefanía

Elenco protagónico:
Gerardo Romano........................ Santiago
Thelma Biral............................. Irene
Graciela Stefani......................... Elena
Matías Santoianni....................... Armando
Gabriela Sari............................. Sofía
Diego Díaz................................
Mónica Antonópulos..................... Malena
Cristina Alberó........................... Perla

Con:
Mabel Pesen.............................. Olimpia
Arturo Bonin............................. Marcos Conforte / Victor Luna
Guido Goratti............................ Lucio
Verónica Romero........................ Marina
Bárbara Napal González................ Camila

Participaron:
Gigí Rua................................... Marta
Erika Wallner............................. Patricia
Federico Amador........................ Walter
Fabio Aste................................. Rolando
Nicolás Mele.............................. Vicente
Jorge Sassi................................
Carmen Vallejos......................... Sor Antonia
Mónica Villa.............................. Sonia
Nicolás Pauls............................ Matías
Fernanda Neil............................ Valeria
Maite Zumelzu........................... Silvana
Pía Uribelarrea........................... Lidia
Néstor Sánchez.......................... Rocco
Miguel Habud............................ Luis Cepeda
Ester Goris............................... Mónica Conforte
Pablo Alarcón........................... Alberto
Shahir Jaller............................ Amadeo
Victoria Carreras..................... Ángela
Rita Terranova........................ Lidia
Adrián Navarro........................ Eduardo Goycoechea
Gisela Van Lacke.......................

[ 2006 ] TELEFE CONTENIDOS Y L.C. ACCIÓN PRODUCCIONES
Libro: Enrique Estevanez · Gustavo Barrios
Sonido: Marcos Miranda
Musicalización: Martín Aramune
Iluminación: Juan Lira
Escenografía: Sergio Carnevalli
Ambientación: Mercedes Gumbold · Natalia Taiani · Gabriela Pereira
Vestuario: Marta Fernandez
Postproducción: Ignacio Pochat · Gabriel Simari
Producción: Marcelo Corazza · Diego Gonzalez
Coordinación de Producción: Osvaldo Codazzi
Productor Técnico: Marcelo Caltabiano
Asistentes de Dirección: Gonzalo Díaz Servidio · Pablo Bustos
Dirección de Exteriores: Pablo Vasquez
Dirección: Rodolfo Cela
Producción Ejecutiva: Gabriel Krivitzky
Producción General: Enrique Estevanez

CAMBIOS EN LA HISTORIA:
Estefanía Riquelme (Carolina Papaleo), madre biológica de Carolina (Sabrina Garciarena), ingresa a la historia al ser dueña de un vivero al que acude de casualidad Carolina por la historia de su madre. Ella sabe que su mamá amaba la jardinería y siente que quiere involucrarse en el tema. Cuando conoce a Estefanía percibe algo especial y ella le pide que vaya a su casa para que la asesore con su jardín. Ambas tienen un pasado, un presente y un futuro por descubrir.

Cuando la pareja de Renata e Ignacio se está por consolidar, Ignacio tiene un accidente automovilístico llendo a Mendoza, y muere. Quedándose Renata sin su amor, meses después, se enamora de un pianista y decide irse a vivir a Europa con él, pero en el viaje, el avión cae y mueren los dos.

Ignacio (Raúl Taibo) tuvo un accidente en la ruta, pero no murió, lo recogió un puestero en la ruta y lo llevó un pueblo mendocino donde hay un dispensario en que una médica llamada ángela (Victoria Carreras) que lo atiende durante un año y lo sostiene con vida. Se despierta y se encuentra sin pasado, así que empieza una nueva vida con la médica, con sus relaciones, entre las que está Estefanía Riquelme (Carolina Papaleo). Ambas huérfanas, convivieron en el mismo orfanato .
Estefanía (Carolina Papaleo), que continúa momentáneamente ciega, viajó a Mendoza, junto a Julio y su amiga Ángela (Victoria Carreras).

Ella siente algo especial por este misterioso hombre, pero también está llena de culpa por estar enamorada de la misma persona que su amiga de la infancia.

Esto no será un impedimento para Julio, quién si corresponde al amor de Estefanía y le robará el primer beso, que inmediatamente es correspondido.

Estando ciega Estefanía se involucró sentimentalmente con Julio (Raúl Taibo). Al recuperar la vista descubre que el hombre del cuál se había enamorado es Ignacio Pinedo. Esto la atormenta y confunde. Desesperada por contarle a Lucas (Sebastián Estevanez) que su padre está vivo, regresará a Buenos Aires. Ignacio irá tras ella y descubrirá su pasado.

Irene Duncan (Thelma Biral) y Santiago Duncan (Gerardo Romano) encarnarán dos hermanos que no se ven hace 26 años.

Irene Duncan es una arqueóloga que llega a Cueva del Toro, Mendoza, a dirigir una excavación en busca de un antiguo altar indígena que se considera como una fuente de energía sanadora. Conoce a Julio (Raul Taibo), con quién entabla una relación casi mágica desde el primer momento.
Irene fue amante del Dr. Portillo padre. Se enamoró de él perdidamente y creyó que dándole un hijo iba a lograr separarlo de su legítima mujer. Portillo fue contundente: iba a mantenerla, a ella y a ese hijo, pero jamás se separaría y jamás blanquearía esa relación. Dejó a su hija en manos del padre y se dedicó de lleno a la arqueología. Este embarazo de Irene y la decisión posterior de abandonar a su hija, le significó a ella pelearse con su único hermano.
El Padre Santiago Duncan, hermano de Irene, a quien no ve desde hace 26 años. Es un hombre de buen humor y mucho carácter. Para él, la moral, es la ley que rige su vida. Todo aquél acto que se aleje de lo moral, es condenado drásticamente por él. Ha cumplido con todos sus votos a rajatabla. Dirige el colegio en el que ahora Lucas (Sebastián Estevanez) trabaja como profesor de natación, y además, se ha convertido en su amigo y en su confesor.

Eduardo Goycoechea (Adrián Navarro): un hombre de 45 años, soltero, aventurero, fotógrafo profesional. Llegará a la vida de Irene (Thelma Biral) interesado en la excavación arqueológica que ella dirige en Cueva del Toro. Eduardo se sentirá atraído por ella, e Irene se enamorará perdidamente de él. Hasta que aparezca una tercera persona, Malena Portillo (Mónica Antonópulos). Eduardo verá cambiar su vida a partir del encuentro con estas dos mujeres (madre e hija).

FINAL:
Julio (Raúl Taibo) que había perdido la memoria en un trágico accidente, recuerda que es realmente Ignacio y todo su pasado. Habrá que esperar para saber si acepta el amor de Estefanía (Carolina Papaleo). Estefanía es secuestrada por Elena (Graciela Estefani), pero Santiago (Gerardo Romano) la rescatara y muere. Irene (Thelma Biral) y Malena (Mónica Antonópulos), luego de su encuentro, viajan a España. Carolina (Sabrina Garciarena), finalmente elige unir su vida a la de Lucas (Sebastián Estevanez).

0 comentarios: